El maullido del gato es su manera de comunicarse con la gente. Los razones de maullidos en los gatos son por ejemplo: para decir hola, para pedir las cosas, y para decirnos cuando algo está mal.

¿Cuándo el maullido se vuelve excesivo? Todos los gatos van a maullar hasta cierto punto, esto es un comportamiento normal de comunicación. Pero algunos gatos maullan más de lo que sus padres querrían. Ten en cuenta que algunas razas de gatos, especialmente los siameses, son propensos a maullar de forma excesiva.

Estas son las razones de maullidos en gatos más comunes

  • Para saludar a la gente. Se puede esperar que tu gato maulle a modo saludo cuando llegues a casa, cuando se reúne contigo en casa y cuando hablas con él.
  • Para solicitar atención. Los gatos gozan del contacto social con la gente, y algunos serán absolutamente vocales en sus peticiones de atención. El gato puede que quiera que lo acaricies, jugaro que simplemente le hables. Los gatos que se quedan solos durante largos períodos de tiempo cada día pueden ser más propensos a maullar para captar tu atención.
  • Para pedir comida. A la mayoría de los gatos les gusta comer, y pueden ser bastante exigentes durante las comidas. Algunos gatos aprenden a maullar cada vez que alguien entra en la cocina, sólo en caso de que la comida esta bastante próxima. Otros maullidos serían para despertarte y para mendigar comida humana.
  • Para pedir entrar o salir. Si quiere salir, probablemente aprenderá a maullar en la puerta. Del mismo modo, si está al aire libre y quiere ir dentro, maullará para conseguir que la dejes pasar dentro. Si estás tratando de dejar a tu gato de forma permanente en el jardín o solamente dejarlo vivir exclusivamente en interiores, probablemente haya un periodo de incesante maullido en las puertas y en las ventanas. Es un cambio dificil y es probable que tome un tiempo hasta que se acostumbre.
  • Los gatos ancianos que sufren de confusión mental, o disfunción cognitiva, pueden maullar si se desorientan, un síntoma frecuente de esta versión felina de la enfermedad de Alzheimer.
  • Para encontrar a un compañero. Las maullan para anunciar su receptividad a los machos, y los machos para tener acceso a las hembras.

Lleve a tu gato al veterinario

Un gato que maulla mucho debe ser revisado a fondo por un veterinario para asegurar que una condición médica no es la causa de la angustia del gato, ya que muchas veces las razones de maullidos no son tan evidentes como las que hemos mencionado anteriormente. Numerosas enfermedades pueden hacer que los gatos se sientan inusualmente hambrientos, sedientos, inquietos o irritables, cualquiera de las cuales hará que maulle excesivamente. Además, a medida que los gatos envejecen, son propensos a desarrollar una hiperactividad de la tiroides y la enfermedad renal, y cualquiera de los dos puede resultar en excesivo maullido.